Arenas de 1971

El 28 de abril de 1971 se produjo en Lima la toma de tierra que daría origen a Villa El Salvador, un pueblo que nació con dos millares de familias y que bordea hoy los 400 mil habitantes.  El hecho, llamado “pamplonazo”, fue un verdadero sacudón político en el tercer año del gobierno militar encabezado…

Villa El Salvador: sueños que lustramos día y noche

(Publicado originalmente como Historia de dos ciudades en El misterio de la capital, mi columna en Noticias Ser) empuñando la rosa que no tuvimos o el arma que soñamos (…) sueños que lustramos día y noche para que la rosa surja en esta tierra CESÁREO MARTÍNEZ El año pasado, una de las cadenas de centros comerciales…

el problema del telos

tras un operativo municipal de limpieza y ordenamiento de las calles circundantes y aledañas al mercado la chanchería (villa el salvador) este caballero, presunto chatarrero de oficio, se hace con las sobras de las decenas de fierros y paneles que con fines publicitarios fueron colocados en las veredas sin autorización y muy al guerrazo. en un mercado de esa envergadura, con tanta circulación de personas, no es una exquisitez, si no un asunto de seguridad, mantener despejada la vía pública y liberada la visual. guarda con los choros. y a la hora de correr, acuérdate de mesaredonda.

backstage de lima-mala-lima

el boom de la actividad constructiva. el engrosamiento de las filas de trabajadores de construcción civil (aunque no necesariamente del sindicato) que ha traido el famoso boom, no ha hecho de la seguridad laboral una preocupación pública. paseen la vista. cientos de edificios se levantan en lima hoy. miles de obreros. después de construir la casa de otros, esperan regresar a su casa.

inquietud after/before

encuentro en la avenida angamos, casi en el cruce con vía expresa. surquillo, agosto de 2008 encuentro en la avenida pastor sevilla o “la cé”, villa el salvador unos meses atrás, mayo de 2008

las mujeres y los postes – nuestra comunicación urbana

un argumento completo sin duda debe partir por considerar la ausencia de un servicio de salud público decente (y de un sistema privado accesible y democrático, es decir, que no se bandee en los extremos de la estafa y el lujo), pero mi ensayo no intenta ser la última palabra, sino simplemente un acercamiento, no desde el hecho real de la exposición de la salud, sino desde el hecho simbólico de la exposición de la oferta “velada” de intervención clínica (real o potencialmente peligrosa) sobre el cuerpo femenino, una intervención que es, por decirlo de manera sucinta, polémica.

las mujeres y los postes – la ciudad y el género

En el post anterior dejé el link a un conocido texto de héctor velarde, en el que, con un humor que ya no da para estos tiempos, formula una redonda estampa de lima y del temperamento limeño a partir de la afirmación “la subconsciencia de la ciudad entera está en todos sus techos”. yo, que he estado mirando postes, me pregunto cuál es su ubicación en las coordenadas de la conciencia de la ciudad y en el temperamento de la ciudad en relación a las mujeres. y no sé si hay mucho margen para la interpretación, o como dice el paciente garcía (charly, no alan), lo que ves es lo que hay. o sea, limamalalima.

working class hero II

los dominios del triciclero chatarrero en villa el salvador han dado un salto cualitativo: de ocuparse del reino de los electrodomésticos caducos (televisor lavadora licuadora plancha vieja) ha pasado también a recolectar, clasificar y-sabe dios dónde- depositar nuestras computadoras cuando ya no las queremos o ya no podemos con ellas.