Lluvia en Lima ¿moja a todos por igual?

Hace un par de noches, pegada a la pantalla, leí decenas de estados de FB comentando la primera “lluvia” del año, hecho notorio en una ciudad en la que “nunca llueve” y a cambio “llovizna” o “garúa”. Tras las celebraciones y bromas típicas en los diálogos rápidos en redes sociales, pasé a la torturada búsqueda de las noticias de enero pasado, cuando una de esas lluviecitas se prolongó unas horas, provocando no pocos daños en diversos barrios limeños.

Aceptando que en Lima no llueve, ¿qué es lo que ocurre cuando “llueve un poquito más”?.

A consecuencia de las continuas precipitaciones pluviales presentadas desde el jueves 07 de enero a las 20:00 horas hasta las 03:00 horas del sábado 09 de enero 2010 aproximadamente, han ocasionado inundaciones en los distritos de Ate Vitarte, Lurín, San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, Rímac, Villa el Salvador y Villa María del Triunfo, ubicados en la provincia de Lima, departamento de Lima. Código SINPAD: 00036031

Leer el reporte de daños completo realizado por INDECI

Con la llegada del verano, las autoridades públicas diseñan y llevan a cabo una serie de planes y campañas para enfrentar los problemas típicos de la estación (y de las actividades de la temporada). La empresa de peaje de Lima tiene un plan para adecuar el uso de la carretera Panamericana al flujo de veraneantes durante los fines de semana, la Policía Nacional tiene un plan para asignar salvavidas en toda la costa y un plan de seguridad anti-choros en la visitadísima Costa Verde (¿será efectivo?), el Ministerio de Salud, una campaña para playas y piscinas limpias, y así, etc, etc. etc. El plan para enfrentar los posibles efectos negativos de las lluvias debe ser parte del “chip” de nuestras autoridades con la llegada del verano. Si bien hay actividades rutinarias relacionadas a la descolmatación de los cauces de nuestros escuetos ríos (que se tiene que hacer desde noviembre-diciembre) y operativos diseñados para enfrentar aniegos y otras eventualidades, es poco, realmente muy poco lo que se hace en términos de prevención y organización de los vecindarios ubicados en zonas de altura y pendiente, víctimas ejemplares de desmoronamientos causados por la persistente garúa limeña. Lima debe mirarse a sí misma y sus autoridades deben reconocer que los barrios precarios en zonas altas y de pendiente pronunciada, son el patrón de asentamiento urbano que se ha propiciado en (al menos) los últimos veinte años y no “casos sociales”. Son una realidad masiva, aplastante. ¿Cuál es el Plan Verano para estos barrios? (y eso que no mencionamos a los barrios viejitos) La nueva gestión metropolitana -que llega con un discurso comprometido con la ciudad de los que menos tienen- puede ser la oportunidad de enfrentar la tarea, en la perspectiva de la atención integral que requieren los “nuevos barrios” limeños.

Distritos declarados en emergencia en 2010, a causa de las lluvias limeñas (La República)

También: Puntos críticos en las cuencas limeñas.

Lea:
Vulnerabilidad, pobreza y exclusión: el caso urbano. En: Anuncios sobre desastres . Las políticas de prevención al final del gobierno aprista. Serie Perú Hoy /DESCO p. 403
Collique: Huaycos y proyectos de vivienda, un post muy ilustrativo en el blog de Gustavo Riofrío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s